Disertaciones: Teresa de Ávila

disertaciones
Las Disertaciones de Teresa de Ávila captadas en canalizaciones en Caracas desde 1882 a 1990 nos llevan a reflexionar sobre temas que se nos han olvidado en su verdadero y justo valor, sustituidos por la vida agitada y distorsionada que se lleva hoy día.
Hemos perdido el contacto con el auténtico sentir del AMOR por ello, Teresa de Ávila, nos dice:
“Amor es grandeza de espíritu, es producto de la Luz, de aquello que siempre está presente aunque no podáis ni queráis verlo”.
“Quien ama tiene paz, el que tiene paz comprende y es feliz porque la felicidad es la paz interior y la conciencia se hace en cada quien cuando ha adquirido el dominio de sus emociones”
“Amor es fuerza, es energía, es lo que sustenta el mundo, el que le da movimiento, cohesión”.
Teresa de Ávila fue una incansable orientadora en impulsar el crecimiento interno a través del TRABAJO DE LAS EMOCIONES. Por ello nos dice:
“El hombre que alcanza la serenidad se hace dueño de las circunstancias. Para trabajar la serenidad, siempre que se sienta el impulso, hay que frenarse, pues no se abre la jaula si aún el león no está domado!”.
“Una vez el campo emocional se haya trascendido, el camino es más ligero, el viento la brisa sopla suave, ya no hay más tormentas. Tened presente que para poder llegar al Creador es necesario empezar dando pininos y se aprende cuando nos vamos adentrando en cada falla que tenemos para irla colocando en su lugar, haciendo que pierda fuerza, debilitándola”.
“Cada uno de los seres que viven ahora, van enfrentándose a pruebas mayores porque es necesario beber el licor amargo para poder apreciar el licor más dulce. Licor que embriagará, no en las bajezas del mundo sino en las grandezas de Aquel que está en todas partes aunque no lo veías”.
“Se ha de ser equilibrado para poder dirigir. Falso ha de ser el hombre que se cree un buen director si no es capaz de ver cuántas fallas encierra el!”
En cuanto al PERDÓN, Teresa de Ávila nos dice:
“Mientras se esté atado a un resquemor con cualquier persona atado se queda a la energía porque estamos todos entrelazados”
“Odiando no se daña tanto al otro como a sí mismo”.
“Perdonando al enemigo, se empieza a perdonara sí mismo y aunque no va a desaparecer la causa, es un primer paso ante una gran verdad.”
En cuanto al CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO, Teresa de Ávila nos dice:
“Todos quieren vislumbrar en primera plana, ser jefes, todos quieren llegar al máximo olvidándose que lo máximo es realizarse cada uno consigo mismo primero”.
En cuanto a la AYUDA, nos dice:
“Para brindar ayuda personalmente, ésta tiene que ser pedida, si no, no ha de ser, Se puede mandar con el pensamiento, con un diario trato corriente, donde el Bien siempre esté presente. Mas siempre habéis de estar, si otro su mano tiende hacia vosotros para que la podaos asir y la podáis ayudar. Mas no salgáis de apresurados cuando una ayuda no la piden porque no la saben valorar”.
En cuanto a la RECTITUD:
“No confundáis jamás misericordia con dispensa porque la misericordia es el amor que el Padre expresa. En cambio la dispensa es de ignorantes porque es una palabra vacía que a nada puede conducir porque una vez la acción esta cometida, no hay dispensa que la pueda borrar, hay que consumirla”.
En cuanto al DOLOR:
“Es producto de las trabas que el mismo hombre se pone. En cambio, la aceptación trae consigo comprensión”.
“El dolor fortalece si se sabe aprovechar”.
”El gozo trae la semilla del dolor, el dolor la de la resurrección”.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *